“No vinimos a Mar del Plata a convertirnos en el Indec del Emder”